Etiquetas

, ,

Hoy, como cada mañana, he llegado a la oficina con algo de tiempo para el desayuno matutino. Me he acomodado en mi taburete y he ganado la fiera lucha por hacerse con el diario deportivo, en este caso el AS. Lo he leido con calma, casi pasando por encima de unas noticias monótonas, acorde con la fecha en la que nos encontramos. El baloncesto ha requerido mi atención para leer que Ante Tomic, exmadridista, toma el puente aéreo a Barcelona en lo que constituye un movimiento cuanto menos cuestionable. Pívot de 2,17, jóven y con fundamentos ofensivos como para ser una estrella, su apatía ha aburrido a los dirigentes. Cuestionable, ya digo.

Sin embargo en la siguiente página, casi entre líneas, he descubierto algo que me ha hecho gracia. Hay una plaga de lesiones pre-juegos olímpicos en el atletismo, lo que a servidor le suena a que se están enchufando o limpiando la sangre. Usaín Bolt anunció ayer que no volvería a competir hasta los juegos por unas molestias, lo mismo con Marta Domínguez, y Odriozola, cuestionado por ello, debió salir por patas para no decir lo que piensa. Ayer, que se hablaba de los últimos juegos olímpicos limpios ante la llegada de dopaje genético. Limpios. Como Armstrong. Me descojono.

PD: Bolt no ganó los trials de Jamaica. Veréis en los juegos…

Anuncios