Etiquetas

, , , ,

Qué es un canterano. Esa es la gran pregunta que asalta a mi cabeza después de los kilos de tinta vertidos sobre la alineación del Barça ante el Levante. ¡11 canteranos! Proclamaban prestigiosos periodistas como Mr. Chip en las redes sociales, petadas de mensajes alusivos a lo que sólo el Barça consigue: un estilo propio a través de la cantera.

Estoy totalmente de acuerdo en el fondo de la cuestión, que no es otro que la consecución de un modelo casi perfecto entre estilo y resultados. Los futbolistas del Barcelona son clones de sus antecesores con la única diferencia del nivel existente entre un Xavi y un Celades, por poner dos ejemplos recientes.

En lo que difiero es en el concepto de canterano, porque si Pedro es canterano del Barça, Cesc lo es del Arsenal, Raúl del Madrid, y así hasta confeccionar una lista de tránsfugas que dieron el paso a las categorías inferiores de un club determinado cuando ya apuntaban a figura.

Por entrar en harina, dos ejemplos rapiditos: Pedro y Busquets, canteranos del Barça según las escrituras que, mirados con lupa, resultan cuanto menos sospechosos de haberse formado en lugares distintos a La Masía.

Pedro Rodríguez, Pedrito para los amigos, si la Wikipedia no me falla (o no ha sido manipulada, cosa de moda últimamente) nació en Tenerife en 1987. Juega de Extremo. Conocido en sus inicios con el apodo de Pedrito, se formó en un equipo local llamado Club Deportivo San Isidro. La temporada 2003/04 empezó a destacar con el equipo juvenil, anotando 35 goles en la liga de la categoría. Ese mismo año llegó a debutar con el primer equipo en Tercera División, a pesar de tener sólo 17 años. Al término de la temporada, en agosto de 2004, y tras participar en el Torneo Juvenil de Adeje, fue descubierto por los ojeadores del F. C. Barcelona, que decidieron incorporarlo a los juveniles del club azulgrana. Con 17 años. Vamos, que mamó la filosofía del Barça desde bebé.

Sergio Busquets (sí, sí, Busquets), también según la fuente universal de copia-pega, salvavidas de trabajos universitarios por doquier, nació en Sabadell, creció en Badia del Vallés y dio sus primeros pasos en el Union de Futbol Barberá, Unió Esportiva Lleida y Jabac de Terrassa, hasta que en 2005 ingresó en el fútbol base del F. C. Barcelona. En 2005 Sergio Busquets tenía (tachaaann) 17 años. En este caso no puedo hacer el chiste de que Sergio ha mamado el Barça desde pequeño, porque todos sabemos quien es su padre.

El caso es que no es oro todo lo que reluce y que el Barça, con una genial cantera, no siempre forma a sus discípulos desde pequeñitos. Para mí un canterano es Xavi o Cesc, o incluso Jordi Alba, que han pertenecido a las categorías inferiores -las de verdad- y han sido inculcados por maestros del Barça. Yo, qué quereis que os diga, no considero canterano del Madrid a Raúl, como tampoco a Cambiasso y Etoó. Esos son canteranos de talón. Y el Barça, aunque menos, también tiene.

Anuncios